Salvador Díaz Martínez
 
Salvador Díaz Martínez
Album de fotos
Salvador Díaz Martínez
 
imagen
BREVE CURRÍCULUM

Salvador Díaz Martínez
(Noviembre de 1983)

Es originario de Papantla de Olarte, Veracruz, donde actualmente radica.

Escribe cuento y poesía.

Obtuvo el primer lugar en los VI Juegos Florales Estatales Juveniles de Papantla, Veracruz, en junio del 2006.

Obtuvo el primer lugar en los Primeros Juegos Florales Nacionales Juveniles de Álamo Temapache, Veracruz, en agosto del 2006.

Ha publicado algunos de sus textos en revistas de carácter cultural y literario.

Ha participado en encuentros de escritores regionales, estatales y nacionales.

Fue jurado calificador en el Concurso de Poesía a la Vainilla, en diciembre del 2006.

Fue jurado calificador en los Juegos Florales Juveniles de Papantla en el 2007 y el 2008.

En septiembre del 2008 obtuvo el primer lugar en el Premio Nacional de Poesía al Estudiante Universitario “José Emilio Pacheco”, convocado por la UV.

Es secretario de la Sociedad Papanteca de Escritores y Compositores

Pertenece al Consejo Editorial de la Revista Literaria “Voces Interiores”, editada en papantla, Ver.

Labora en Casa de Cultura “Lázara Meldiú”, en Papantla, Veracruz.
 
VENIDO DE LA SOMBRA

Nocturno es el presagio de este cuerpo
el murmurar de labios
quemados al umbral de la palabra.

Nocturno es el instante que no viene
las petrificadas horas
vueltas cenizas por el tiempo.

Nocturno
el vuelo incesante de las almas
la luz venida del infinito de los ojos
el transcurrir de voces en el caudal del viento
la paz moradora del segundo

Nocturno
el pensamiento
que a diario se inventa en la memoria.
 
PERPETUIDAD



I


Entonces el reloj su trayecto inicia…

Se vierten lo segundos.

Estalla la luz.

Al cuerpo el frío carcome.

Escurren voraces las horas.

El viaje comienza.

Batalla campal contra uno mismo.

Se inundan de momentos los días.

Se nutren los meses de recuerdos.

Se fermentan los años.

Confusión.

Frío.

Luz.

Entonces el reloj su trayecto inicia…



II


¿Cuál será el argumento en mi camino

para dejar la mortal existencia?

¿En qué instante se apagará mi cirio?

¿Dónde mi último aliento exhalaré?

¿Qué sucederá después de abandonar el cuerpo?
- Frágil materia que tanto aprecio-

¿Qué miserable desconocido lo cubrirá de polvo?

¿Quién armará el féretro en que se ha de podrir mi carne?


¿En qué incierto paraje a terminar iré?

Cuando pise la orilla del abismo,

la danza de la oscuridad interprete

y en tétrica morada me interne.

¿En qué idioma conversaré con los espectros?


¿Qué hallaré cuando la nebulosa transición dispersa quede?




III


Cuando la luz se extinga

sofocada por el viento de los años,

cuando enmudezca la palabra en la gélida lengua,

cuando se pierda el sonido diluido en el éter,

cuando se encuentre la materia en la nada suspendida,

cuando parezca la existencia llegar a su plenitud…

Estaremos en el génesis de la vida

y abandonaremos nuestra prisión bajo las sombras.

A recorrer los ignotos lugares de este mundo iremos,

con la libertad soñada en otro tiempo.


El misterio que atormenta la memoria

será la blanca luz que envolverá nuestros senderos,

seremos el misterio de otras generaciones

y serán otros misterios la incertidumbre nuestra.